¿Por qué se origina el estrés?

¿Por qué se origina el estrés?

Origen del estrés en los seres humanos

El estrés es causado como una respuesta natural del organismo ante situaciones desafiantes o amenazadoras, el sistema nervioso responde a estas situaciones liberando hormonas como el cortisol y adrenalina.

En los momentos de estrés el corazón bombea más fuerte, la presión sanguínea aumenta, la respiración se acelera, los músculos se tensan y la visión se agudiza. Es un mecanismo para hacer frente a situaciones de emergencias.

El estrés como beneficio

Esta forma de estrés es conocida como Lucha y Huelle, una forma de protegernos del peligro. Nuestra vida y entorno siempre están en constante cambio, en lo que el estrés puede ayudar a las adaptaciones, lo que hace cierta cantidad de estrés necesaria.

El estrés controlado y de baja intensidad puede ayudar en la concentración haciéndonos mejorar en los estudios o en el ámbito laboral, nos puede ayudar a afrontar nuevos desafíos, es útil para situaciones de supervivencia, fortalece el carácter, entre otros.

El estrés perjudicial para la salud

Cuando el estrés es prolongado e intenso puede perjudicar nuestra salud, es comúnmente llamado estrés crónico,  puede afectar negativamente nuestro desempeño laboral y físico o nuestras relaciones personales.

También puede causar enfermedades, como obesidad, problemas menstruales, depresión, ansiedad, problemas de la piel, diabetes, presión arterial alta e insuficiencia cardiaca. Y si se tiene alguna otra enfermedad el estrés puede empeorar su condición.

¿Por qué se origina el estrés?

Síntomas del estrés

El estrés puede llegar a producir síntomas tanto físicos como emocionales, algunas veces podríamos no darnos cuenta de que esos síntomas son causados por el estrés.

El síntoma más frecuente es el dolor de cabeza debido a la tensión de los músculos de la cabeza, mandíbula, cuello y otros. El cambio en el peso también puede ser un síntoma, como aumento o disminución de peso, cambios de apetito, problemas estomacales.

Otros síntomas son cansancio prolongado y constante, cambios en la conducta como depresión y ansiedad, falta de energía y de concentración, mala memoria, problemas a nivel sexual, aumento del consumo de alcohol o drogas, exceso de sueño o insomnio, envejecimiento prematuro o desgaste a nivel celular.

¿Cómo se produce el estrés?

Los eventos cotidianos pueden generar estrés, la forma como interpretamos lo que nos ocurre y la forma como pensamos es lo que genera en sí el estrés, más que la situación misma. Pensamientos como autocrítica excesiva, preocupación constante por el futuro, pensamientos repetitivos y miedo al fracaso pueden ser algunos de los factores.

El estrés puede ser causado por acontecimientos positivos como el nacimiento de un hijo, casarse, mudarse de ciudad, entre otros, o situaciones negativas como sobrecarga laboral, divorcio, conflictos familiares, la pérdida de un empleo, entre otros.

¿Cómo controlar el estrés?

El estrés puede llegar a ser beneficioso, pero todo en exceso es perjudicial. Tomar ciertas medidas para controlar el exceso de estrés puede ofrecer muchos beneficios en la salud física y mejor aún en la salud emocional.

Estas estrategias pueden ser técnicas de relajación y respiración como yoga, masajes, meditación, tai chi, entre otras. Pasar tiempo con familia y amigos también puede aminorar tu estrés y mantener un buen sentido del humor.

Otras medidas pueden ser, tomar tiempo para ti, realizar pasatiempos como escuchar música, leer un libro, revistas, mangas, o lo que se prefiera, realizarse cuidados personales, como ir a la peluquería o barbería. 

Una técnica muy fiable para mitigar el estrés es admitir que existen situaciones que no podemos cambiar aunque se quiera, se debe lidiar con ellas lo mejor posible. También poner límites, por ejemplo, si se tiene exceso de tareas o trabajo.

Practicar actividades físicas frecuentemente como ejercicios físicos juegan un papel importante en el manejo del estrés, como nadar, correr, salir a caminar, bailar, participar en clases de aeróbic, entre otros. Una alimentación saludable también puede ayudar en el control del estrés excesivo.

Categorías:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quienes Somos - Política de cookies - Política de privacidad | 2020 - e-neurocapitalhumano.org/. Todos los derechos reservados.