¿Cómo puedo prevenir el estrés?

el estrés

¿Cómo evitar el Estrés?

El estrés es un problema de salud pública de los nuevos tiempos. Las personas continuamente están estresadas por diversas razones, puede ser debido al trabajo, los problemas económicos, alguna enfermedad, problemas de pareja, entre otros. 

Generalmente, el estrés se produce cuando las personas sienten un potencial riesgo o peligro, si no pueden resolver el problema que les aqueja en corto plazo. No obstante, existen diversas formas de evitarlo y algunas de ellas se presentan a continuación. 

Ubicarse en el aquí y el ahora

Vivir el momento presente tratando de resolver los problemas que se presentan es una salida viable e inteligente de combatir el estrés. Porque es muy importante enfrentar y resolver cualquier problema que vaya surgiendo, buscando estrategias y alternativas posibles sin evadir los mismos.

Evitar la cafeína, el alcohol y la nicotina ayuda a prevenir el estrés

Evitar, o al menos reducir, el consumo de nicotina y cualquier bebida que contenga cafeína y alcohol. La cafeína y la nicotina son estimulantes y por lo tanto aumentan nivel de estrés en lugar de reducirlo.

El alcohol es un depresivo cuando se toma en grandes cantidades, pero actúa como estimulante en cantidades más pequeñas. Por lo tanto, el uso del alcohol como una forma de aliviar el estrés no es útil en última instancia.

Cambiar las bebidas cafeinadas y alcohólicas por agua, té de hierbas o jugos de fruta natural diluidos y procurar mantenerse hidratado, ya que esto permitirá al cuerpo afrontar mejor el estrés.

También se debe tratar de evitar o reducir su consumo de azúcares refinados, que están contenidos en muchos alimentos manufacturados (incluso en alimentos salados como aderezos para ensaladas y pan), que pueden causar choques energéticos y llevar a sentirse cansado e irritable. En general, se debe intentar  llevar una dieta sana, equilibrada y nutritiva.

Hacer énfasis en la actividad física previene el estrés

Las situaciones estresantes aumentan el nivel de las hormonas del estrés como la adrenalina y el cortisol en el cuerpo.

Estas son las hormonas de lucha o huida que,  la evolución ha conectado al cerebros y que están diseñadas para proteger de daños corporales inmediatos cuando la persona se percibe bajo amenaza.  

Sin embargo, el estrés en la era moderna rara vez se remedia con una respuesta de lucha o huida, por lo que el ejercicio físico puede utilizarse como sustituto para metabolizar las hormonas del estrés excesivo, restaurar el cuerpo y la mente a un estado más tranquilo y relajado.

Por ello, cuando la persona se sienta estresada y tensa, lo mejor es salir a dar una caminata rápida al aire libre.  Tratando de incorporar regularmente alguna actividad física en la rutina diaria, ya sea antes o después del trabajo, o a la hora del almuerzo.  La actividad física regular también mejora la calidad del sueño.

Dormir más ayuda a prevenir el estrés

La falta de sueño es una causa significativa de estrés. Desafortunadamente, el estrés también interrumpe el sueño ya que los pensamientos siguen dando vueltas en las cabezas, impidiendo que las personas puedan relajarse lo suficiente como para dormir.

En lugar de depender de la medicación, el objetivo debe ser maximizar la relajación antes de dormir. Asegúrarse de que el dormitorio sea un oasis de tranquilidad sin recordatorios de las cosas que causan estrés. 

Evitar bebidas con cafeína durante la noche, así como el exceso de alcohol si se sabe que esto provoca alteraciones del sueño. Dejar de hacer cualquier trabajo mentalmente exigente varias horas antes de ir a la cama para dar tiempo al cerebro para calmarse. 

Intentar tomar un baño caliente, además de leer un libro calmante y poco exigente durante unos minutos para relajar el cuerpo, cansar sus ojos y ayudar a olvidar las cosas que preocupan.

También se debería intentar acostarse más o menos a la misma hora todos los días para que la mente y cuerpo se acostumbren a una rutina predecible para ir a la cama.

el estrés

Probar las técnicas de relajación para prevenir el estrés

Cada día, se debe tratar de relajar con una técnica de reducción de estrés. Existen diversas maneras  comprobadas de reducir el estrés, así que se pueden probar algunas y mirar la que le puede resultar mejor a cada persona.

Por ejemplo, probar la autohipnosis, que es muy fácil y puede hacerse en cualquier lugar, incluso en su escritorio o en el coche. Una técnica muy simple es centrarse en una palabra o frase que tenga un significado positivo. 

Palabras como calma, amor, paz funcionan bien, o se podría pensar en un mantra auto-afirmante como merezco calma en la vida o concédeme serenidad.  Concentrarse en la palabra o frase elegida si se descubre que la mente se ha desviado.  

Darse cuenta de que le están entrando pensamientos intrusivos en la mente, y simplemente ignorarlos y volver a concentrarse en la palabra o frase elegida. Por lo tanto, si la persona, se encuentra tenso de nuevo más tarde, simplemente repetir en silencio la palabra o frase elegida haciendo respiraciones profundas. 

Hablar  con alguien comprensivo y de confianza al respecto

Hablar con alguien sobre la forma en que se está sintiendo en el momento puede ser útil. Hablar puede funcionar ya sea distrayéndose de los pensamientos estresantes o liberando algo de la tensión acumulada al discutirlo.

El estrés puede nublar el juicio e impedir ver las cosas con claridad. Hablar de las cosas con un amigo inteligente y de mente amplia que de soluciones,  o una persona experta, un colega de trabajo o incluso un profesional capacitado puede ayudar a encontrar soluciones al estrés y poner los problemas en perspectiva.

Es importante saber que los problemas personales solo se pueden conversar con personas que los puedan entender que tengan cualidades y sean inteligentes para aportar salidas. Evitando las personas que puedan tomar ventajas de sus problemas para perjudicarle. 

Categorías:

Sin respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quienes Somos - Política de cookies - Política de privacidad | 2020 - e-neurocapitalhumano.org/. Todos los derechos reservados.