Cumplimos 7 años, Gracias a vos!!

Revista: NEUROFELICIDAD - Creciendo como Seres Humanos y Aprendiendo a Ser  Felices

Premio en Comunicación - Federación para la Paz Universal (UPF Argentina) - Ecosoc ONU

http://www.e-neurocapitalhumano.org/imagenes/nch-global.jpg

Misión - Quienes Somos - Qué hacemos - Contacto

ESTILO DE VIDA SALUDABLE Y VIDA LABORAL: ¿SON COMPATIBLES?

Por Patricia Robiano *

Es sabido que, en la actualidad, las personas pasamos muchas horas dedicadas al trabajo. Sea éste dentro o fuera de casa. La vida laboral consume gran parte de nuestra energía mental y dedicación que suele restársele a otros aspectos de la vida como organizar una alimentación saludable, el ejercicio físico, momentos para la meditación y/o el ocio proactivo.

La gran pregunta sería ¿por qué, incluso teniendo muy claro que queremos cuidar mejor de nuestro cuerpo, adelgazar, dejar de fumar o salir del sedentarismo… la rutina de responsabilidades a la que estamos sujetos parece no dejar espacio para incluir acciones más saludables?

La realidad es que mejorar nuestra calidad de vida es, inicialmente, un cambio para muchos. Y todos los cambios, por mínimos que sean, generan algo de estrés y, verdaderamente, ¿quién quiere más estrés en su vida? Por eso nuestra mente, que es tan sabia, suele acostumbrarse a actuar en automático y con ello se asegura de permanecer en un estado latente (de aparente confort) que estaría evitando alterar el “escandaloso estrés que proviene de los cambios”.

En otras palabras, aunque creamos que el sentido común y la inteligencia priman y pensemos que “con entender que comer ensaladas es bueno para nosotros será suficiente para incluirlas en el menú diario”, la realidad es que a las personas nos gusta hacer siempre más o menos las mismas cosas, no cambiar. Y cuando digo “las mismas cosas” me refiero específicamente a aquello que estés haciendo hoy mismo, no lo que imagines ni tu deseo, sino tu realidad. http://www.e-neurocapitalhumano.org/imagenes/frutas-ensaladas.jpg

Para que una acción nueva se instale en nuestra rutina es necesario llevar a la conciencia dicho cambio, amigarse con la idea y luego actuar. Suelo decir que todos somos primero un pensamiento asociado a una emoción, luego, en el segundo paso, somos acción y por último un resultado.

Si lo que queremos es cambiar el resultado, por ejemplo, eliminar los 5 kilos que creemos tener de más producto de comer demasiadas harinas, entonces, lo primero que tenemos que hacer es descubrir por qué creemos que “comer empanadas en el almuerzo es más rápido que una ensalada, o que las ensaladas dan frío y hambre y el sándwich no, o que la pizza es más económica que un plato de vegetales”.

http://www.e-neurocapitalhumano.org/imagenes/ideas-comunica.jpeg En cierta forma, todas estas afirmaciones son solo una idea, “tu idea” acerca de esos alimentos, pero no son la realidad, solo es “tu realidad” y, por ello, se puede cambiar.

Habitualmente cuando surge la necesidad de mejorar ciertos hábitos solemos actuar en automático con una respuesta reactiva, es decir: veo que mi cuerpo está engordando (a esto lo llamaríamos tus resultados) entonces salgo corriendo a comprar ensaladas para comer toda la semana (a esto lo llamaríamos tus acciones, respuesta reactiva).

Siendo así, ¿cuánto crees que te durará éste impulso? Como mucho una semana, y a la semana siguiente, habiéndote ya deshinchado un poco, volverás a lo habitual producto de que no está incorporado en tu nuevo patrón de pensamientos (esto es el primer eslabón en la cadena del éxito), la idea de que las ensaladas formarán parte indiscutible de tus almuerzos, por ejemplo.

Por suerte, en la actualidad sabemos que es fácil cambiar nuestras creencias acerca de lo que es cuidar de nuestro cuerpo y obtener más salud, mediante ejercicios de coaching y reprogramación mental hacia el cambio de hábitos.

Una excelente manera de mejorar la calidad de vida es aprendiendo a incorporar los hábitos de forma repetitiva, por un lapso prudencial de tiempo en el cuál es necesario trabajar la tolerancia, la estrategia alimentaria y física, y el avance positivo hacia los cambios buscados.

http://www.e-neurocapitalhumano.org/imagenes/mente-automatica.jpg Solemos vivir programados. Sabemos a qué hora ir al trabajo, recoger a nuestros niños del colegio, la hora de la telenovela o del partidito de fútbol, hasta programamos el encuentro con amigos. Pero, por alguna causa (hoy descubierta por mí llamada “patrón de salud personal”), parece que no estamos diseñados para programar el horario de la compra de alimentos saludables, el horario para el ejercicio físico o para la meditación.

Incluso muchos creen que solo harán “esas actividades” si les sobra el tiempo. Pero, al respecto, déjame decirte que el tiempo jamás sobra, porque siempre nos encargaremos de saturarlo con aquello que creemos (patrón mental) que es prioritario.

No obstante, si decidimos romper con éste sinfín de excusas y justificaciones y nos propiciamos éstas actividades dentro de la rutina habitual y lo hacemos con la repetición, entonces llegado un tiempo se hace propio, natural.

Esto es lo que enseño luego de haberlo experimentado varios años conmigo. Por eso hoy puedes observar personas como yo que diariamente meditan, ejercitan su cuerpo, comen sanamente, trabajan y tiene suficiente tiempo para la familia, cuando hace varios años atrás, en lo personal, ni me hubiese imaginado que me sucedería. Solo fue cuestión de tomar conciencia de lo que me estaba perdiendo, sentir que mi vida merecía algo mucho mejor, y hacerlo una realidad mediante la práctica lo más continuada posible. http://www.e-neurocapitalhumano.org/imagenes/vida_saludable.jpg

Una vez descubrí estos placeres, mi vida cambió rotundamente. Y lo que es mejor, pude escribir mi libro “Mentes Delgadas, Cuerpos Saludables” y hoy dedicarme de lleno a mi web y a dar conferencias y cursos por diversos lugares para enseñar a las personas que sí se puede cambiar y que no solo “nos lo debemos, sino que ¡nos lo merecemos!”

Como consejo te propongo un ejercicio:

  • Escribe en un bloc de notas exactamente cómo te gustaría verte y sentirte con tu cuerpo, qué peso te gustaría tener, lucir tu piel, tu aspecto físico, tu look, estado atlético….
  • Luego coloca qué acciones crees que te llevarán hacia ello: cómo te gustaría comer todos los días en tu trabajo y en tu casa, qué alimentos crees fundamentales para tu cuerpo, qué actividad física te gustaría hacer diariamente, qué cosas te gustarían hacer en tu tiempo de ocio personal, y todo lo que se te ocurra que quieras vivir con un cuerpo más vital y saludable.
  • Continuadamente, revisa si te crees todo eso que has escrito ya que solo se hará realidad si crees que eso puede sucederte. Si hay algo en lo que rotundamente no crees, replantea tu lista.
  • Toma uno por uno esos deseos y colócalos en un horario estimativo de tu día, es decir, ¿en qué momento del día crees que podrías ejecutarlos?
  • Comienza al día siguiente y no pares hasta conseguirlo, aunque algunos días falles no te desanimes, ten presente que ¡todo se logra con la repetición! Luego de hacerlo durante un mes seguido, escríbeme y con gusto te ayudaré a seguir.

Te deseo ¡éxito y felicidad!

* Patricia Robiano es Licenciada en Nutrición (UBA-Argentina) | Coach Personal (España) | Diplomada en Nutrición Humana y Dietética (España) | Autora del libro "Mentes Delgadas, Cuerpos Saludables" de autoayuda en el adelgazamiento y del P.A.C. "Programa de Adelgazamiento Consciente" software para MentesDelgadas.com | Escritora y Conferencista Internacional. Su correo es patricia@patriciarobiano.com

Compartir
print.gif friend.gif
IMPRIMIR ENVIAR
 

 
Powered by Eurofull Mendoza
Politica de privacidad